Primero que todo un saludo cordial a todos.

 

Buen dìa, ayer se tomo una decisión no unánime pero se ha tomado, es vinculatoria y por ende nos concierne a todos, esta posición la más importante en la historia de Costa Rica, no olvido la época del 49 pero sabemos que Pepe quito el ejercito por interés propio y no por paz, tampoco dejar atrás aquella contienda en 1856 de gran derramamiento de sangre que determino nuestro cimiento idiocincratico.

Como ciudadanos y habitantes de esta patria, vemos que hay una población sumamente dividida, y que como pobladores no podemos volver la cara a tal situación, estamos ahora en un momento crucial para volver a generar las bases de este país hacia un futuro con el inevitable proceso de de la entrada del tratado de libre comercio con la región de Centroamérica y los Estados Unidos.

Nosotros los jóvenes que somos los cuales vamos a tener que que cargar una decisión tan transcendental para el resto de nuestras vidas , aún cuando queramos regresar a la senda de aquella Costa Rica que soñamos , tendremos que ambicionar otra mucho más diferente y más competitiva pero no tan equitativa .

Hemos visto ,oído, leído y hasta sentido los vestigios de lo que predomino como una sociedad ejemplo para el mundo entero , ese ejemplo de valentía contra las medidas crueles hacia el ser humano , el uso inapropiado del medio ambiente y la generalizada perdida de valores solidarios en nuestra sociedad y mundo global.

Estamos presentes en una gran paradoja, seguir al ente que esta argumentando como debe funcionar el mundo, o seguir por la senda social que nos ha determinado, hacer caso omiso al presente de cómo la vida humana no vale, o velar por el derecho de  proteger nuestras leyes que procuran una estabilidad en todo el ámbito del bien cultural del costarricense.

Es lógico hacer el llamado a la unión, a empezar a ver nuestra joven historia como única, mirar hacia delante a las oportunidades que podamos generar y no las que nos obliguen a ver, a querernos y crecer como seres íntegros en una senda de vida justa hacia nuestros hermanos y hermanas que nos acompañan todos los días en nuestras labores cotidianas, razonar sobre las duras mentiras del mundo actual y buscar felicidad en la humildad.

Es justo y necesario apagar el hambre de tanta codicia, que nos esta volviendo enemigos, es nuestro deber sacar lo bueno de nuestro fondo y tener fe en que seguiremos siendo ticos de todo tipo de color de tez y hermosa sepa costarricense, que Centroamérica vea que somos amables pero no ingenuos y que como damos para nuestro país podemos generar para el istmo igual cantidad de proyectos provechosos es hora de crecer.

Ojala, nuestros lideres que han defendido este modelo, no lo hayan hecho con otras intenciones, y si fueron que Dios y la patria los bendigan y les haga prosperar para que sigan así, pero si no fue así la misma marcha de la vida los castigara.

Y a nosotros los jóvenes de Costa Rica, el futuro de la patria nos llama a ser el ejemplo a estudiar, a trabajar, a ser buenos novios(as), esposos(as), actores sociales dignos de tener puestos de liderazgo en donde si logremos generar cambios para la sociedad y ver una coyuntura no tan quebrantada como  la actual, no quedándonos viendo para el ciprés, y dejando que aquellos opresores sigan haciendo de las suyas.

A sido muy grato exponerles lo que siento, y espero que todos seamos ahora un poco más concientes, para pensar en gran magnitud sobre lo que podamos hacer por este país.

Anuncios