YO TENGO UN AMIGO NUEVO (MILONGA)

Yo tengo un amigo nuevo
que ni se como se llama
yo le digo: hola Guillermo!
ni bien abro las ventanas...
Y el me contesta afanoso
agitándome sus ramas,
abrazado a sus hermanos
que son de su misma entraña.

¡Como lo sacude el viento!
¡Como se ilumina el alma!
A veces le tengo envidia
de verlo potro sin marca...
Al verlo como se hamaca
coqueteándole a otras ramas,
me hace acordar de mis tiempos,
bailarin de madrugada...

En los días de tormenta
se hace macho en el pampero
y las ramas se le quiebran
como el ala del sombrero.
Arbolito compañero,
vecino de mi ventana,
si el vino se me hace amargo...
¡Dame tu verdor al alba!

Pero hoy lo he visto muy triste,
parece que me llamaba,
andan corriendo las voces
que a la ruta han de ensancharla.
Y dicen que han de tirarlo,
que pisotearán sus ramas,
que ahí viene la carretera
y el progreso del mañana...

¡Pobre mi hermano Guillermo!
¡Dios quiera que sean macanas!
¿Si no con quien viá matear
ni bien abra las ventanas?
Pobre mi hermano Guillermo,
Dios quiera que sean macanas,
si no con quien viá matear...
Dios quiera que sean macanas...!


Anuncios